Enfermedades

de la próstata

- Prostatitis: inflamación de la próstata, generalmente causada por bacterias.

- Hiperplasia prostática benigna (HPB o agrandamiento de la próstata): un problema común en hombres adultos que causa goteo después de orinar o la necesidad de orinar con frecuencia, especialmente por la noche.

- Cáncer de próstata: un cáncer común que responde mejor al tratamiento cuando se detecta anticipadamente.

Cálculos en

vías urinarias

Los cálculos de las vías urinarias comienzan a formarse en el riñón, en el uréter o en la vejiga, según el lugar donde esté situado el cálculo, se denomina cálculo renal, cálculo ureteral o cálculo vesical. El proceso de formación del cálculo se llama urolitiasis, litiasis renal o nefrolitiasis. Cada año, alrededor de 1 de cada 1000 adultos en los Estados Unidos es hospitalizado a causa de cálculos en las vías urinarias.

Una persona que ha eliminado un cálculo de calcio por primera vez, la probabilidad de formación de otro es de aproximadamente del 15% dentro de un año, del 40% en 5 años y del 80% en 10 años.

 

Para evitar todo tipo de cálculos es recomendable beber grandes cantidades de líquidos 8 a 10 vasos de 300 ml al día.

Infección de vías

urinarias

La infección de orina es provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario. Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos.

 

Los síntomas más comunes de la infección de orina son:

- Necesidad urgente y frecuente de orinar.

- Picazón o quemazón en la uretra al orinar.

- Enrojecimiento de la vulva y picor vaginal (en las mujeres).

- Dolor al orinar y en las relaciones sexuales.

- Color turbio, lechoso (espeso) o anormal de la orina.

- Aparición de sangre en la orina.

- Fiebre y escalofríos.

- Vómitos y náuseas.

- Dolor en el costado o espalda (indica infección en los riñones).

Infecciones de

transmisión sexual

(ITS)

Son infecciones que se transmiten a través del contacto sexual, las ITS son de las infecciones más comunes en los Estados Unidos, cada año millones de personas padecen una ITS.

 

Existen diferentes tipos de ITS como:

- Infección por clamidia.

- Gonorrea.

- Virus del papiloma humano (VPH).

- VIH.

- Sífilis.

Cáncer urológico

Existen diferentes tipos de cáncer que pueden aparecer en el sistema urinario:

 

- Cáncer de pene: poco frecuente en los países desarrollados, se considera una enfermedad asociada al virus del papiloma humano (VPH), malos hábitos de higiene y una baja condición socioeconómica.

- Cáncer de testículo: cáncer urológico más frecuente durante la adolescencia y tiene su mayor incidencia entre los 20 y los 40 años, aunque puede aparecer en cualquier etapa de la vida.

- Cáncer de próstata: Tumor maligno urológico más frecuente, se presenta especialmente después de los 50 años.

- Cáncer de vejiga: es una enfermedad relativamente frecuente que se relaciona con el hábito de fumar, su diagnóstico y tratamiento precoz son fundamentales en el pronóstico de la enfermedad.

- Cáncer de riñón: se encuentra en el tercer lugar de frecuencia entre los tumores malignos del aparato uro-genital, después de los de próstata y vejiga.

Crecimiento

de la próstata

Al agrandamiento de la próstata  generalmente se le llama hiperplasia prostática benigna (HPB), consiste en un crecimiento no maligno (no cancerígeno) en el tamaño de la próstata. La próstata al crecer puede provocar dificultad al orinar, esto sucede porque esta compresión impide el flujo de la orina desde la vejiga hacia el exterior.

 

Es una enfermedad muy común en los hombres, aunque generalmente comienza a partir de los 30 años, es muy raro que se manifieste antes de los 40, a los 60 años, aproximadamente más del 50% de los hombres puede tenerla, mientras que entre los 70 y 80 años el 90% presenta alguno de estos síntomas:

 

- Goteo al final de la micción.

- Incapacidad para orinar (retención urinaria).

- Vaciado incompleto de la vejiga.

- Necesidad de orinar dos o más veces por la noche.

- Micción dolorosa u orina con sangre.

- Dificultad o demora para comenzar a orinar.

- Urgencia urinaria fuerte y repentina.

- Chorro de orina débil.

 

La elección del tratamiento se basa en la gravedad de los síntomas y afectación de la calidad de vida, las opciones de tratamiento incluyen “una espera con vigilancia cuidadosa”, cambios en el estilo de vida, medicamentos o cirugía. Si usted es mayor de 60 años, es más propenso a presentar síntomas, sin embargo algunos hombres con agrandamiento de próstata tienen solo síntomas leves. Generalmente, las medidas de cuidados personales son suficientes para sentirse mejor.

 

Si usted sufre de HPB, debe realizarse un examen anual para controlar el progreso de los síntomas y determinar si se necesitan cambios en el tratamiento.

Incontinencia

urinaria

La incontinencia urinaria es cualquier pérdida involuntaria de orina.

 

Los 3 tipos principales de incontinencia urinaria son:

 

- Incontinencia urinaria de esfuerzo: ocurre durante ciertas actividades como

toser, estornudar, reírse o hacer ejercicio.

 

- Incontinencia de urgencia: necesidad urgente y repentina de orinar. Usted no

tiene suficiente tiempo después de sentir la necesidad de orinar para llegar

hasta el baño antes de orinarse.

 

- La incontinencia mixta ocurre cuando usted presenta más de un tipo de

incontinencia urinaria.

Eyaculación precoz y disfunción eréctil (DE)

La disfunción eréctil (DE) es una disfunción sexual masculina común, es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria o bien la tendencia a tener únicamente erecciones breves.

La incidencia aumenta con la edad: alrededor del 5 por ciento de los hombres de 40 años de edad y entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años de edad experimentan DE.

 

Principales causas de Disfunción Eréctil

 

Factores físicos:

- Cualquier trastorno que cause una lesión en los nervios o que deteriore el flujo de sangre al pene.

- Daño a los nervios

- Daño a las arterias

- Daño a músculos lisos

- Daño a tejidos fibrosos

 

Factores por enfermedades:

- Diabetes

- Afecciones del riñón

- Alcoholismo crónico

- Esclerosis múltiple

- Arteriosclerosis

- Enfermedades neurológicas

 

Factores por efecto secundario de medicamento:

- Presión arterial

- Antihistamínicos

- Antidepresivos

- Tranquilizantes

- Supresores del apetitos

 

Factores emocionales:

- Estrés

- Ansiedad

- Culpa

- Depresión

- Baja autoestima

- Miedo a no funcionar bien en el coito

 

Otras causas posibles son el tabaquismo y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y el consumo excesivo de la marihuana.

Actualmente existen muchos tratamientos eficaces y muy seguros, aunque en ningún caso mágicos.

Enfermedades

de la próstata

Cálculos en

vías urinarias

Infección de vías

urinarias

Infecciones de

transmisión sexual (ITS)

Cáncer urológico

Crecimiento de la próstata

Incontinencia

urinaria

Eyaculación precoz

y disfunción eréctil

(DE)

PADECIMIENTOS

Enfermedades

de la próstata

Cálculos en

vías urinarias

Infección de vías

urinarias

Infecciones de

transmisión sexual (ITS)

Cáncer urológico

Crecimiento de la

próstata

Incontinencia urinaria

Eyaculación precoz

y disfunción eréctil

(DE)

- Prostatitis: inflamación de la próstata, generalmente causada por bacterias.

- Hiperplasia prostática benigna (HPB o agrandamiento de la próstata): un problema común en hombres adultos que causa goteo después de orinar o la necesidad de orinar con frecuencia, especialmente por la noche.

- Cáncer de próstata: un cáncer común que responde mejor al tratamiento cuando se detecta anticipadamente.

Los cálculos de las vías urinarias comienzan a formarse en el riñón, en el uréter o en la vejiga, según el lugar donde esté situado el cálculo, se denomina cálculo renal, cálculo ureteral o cálculo vesical. El proceso de formación del cálculo se llama urolitiasis, litiasis renal o nefrolitiasis. Cada año, alrededor de 1 de cada 1000 adultos en los Estados Unidos es hospitalizado a causa de cálculos en las vías urinarias.

Una persona que ha eliminado un cálculo de calcio por primera vez, la probabilidad de formación de otro es de aproximadamente del 15% dentro de un año, del 40% en 5 años y del 80% en 10 años.

 

Para evitar todo tipo de cálculos es recomendable beber grandes cantidades de líquidos 8 a 10 vasos de 300 ml al día.

La infección de orina es provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario. Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos.

 

Los síntomas más comunes de la infección de orina son:

- Necesidad urgente y frecuente de orinar.

- Picazón o quemazón en la uretra al orinar.

- Enrojecimiento de la vulva y picor vaginal (en las mujeres).

- Dolor al orinar y en las relaciones sexuales.

- Color turbio, lechoso (espeso) o anormal de la orina.

- Aparición de sangre en la orina.

- Fiebre y escalofríos.

- Vómitos y náuseas.

- Dolor en el costado o espalda (indica infección en los riñones).

Son infecciones que se transmiten a través del contacto sexual, las ITS son de las infecciones más comunes en los Estados Unidos, cada año millones de personas padecen una ITS.

 

Existen diferentes tipos de ITS como:

- Infección por clamidia.

- Gonorrea.

- Virus del papiloma humano (VPH).

- VIH.

- Sífilis.

Existen diferentes tipos de cáncer que pueden aparecer en el sistema urinario:

 

- Cáncer de pene: poco frecuente en los países desarrollados, se considera una enfermedad asociada al virus del papiloma humano (VPH), malos hábitos de higiene y una baja condición socioeconómica.

- Cáncer de testículo: cáncer urológico más frecuente durante la adolescencia y tiene su mayor incidencia entre los 20 y los 40 años, aunque puede aparecer en cualquier etapa de la vida.

- Cáncer de próstata: Tumor maligno urológico más frecuente, se presenta especialmente después de los 50 años.

- Cáncer de vejiga: es una enfermedad relativamente frecuente que se relaciona con el hábito de fumar, su diagnóstico y tratamiento precoz son fundamentales en el pronóstico de la enfermedad.

- Cáncer de riñón: se encuentra en el tercer lugar de frecuencia entre los tumores malignos del aparato uro-genital, después de los de próstata y vejiga.

Al agrandamiento de la próstata generalmente se le llama hiperplasia prostática benigna (HPB), consiste en un crecimiento no maligno (no cancerígeno) en el tamaño de la próstata. La próstata al crecer puede provocar dificultad al orinar, esto sucede porque esta compresión impide el flujo de la orina desde la vejiga hacia el exterior.

 

Es una enfermedad muy común en los hombres, aunque generalmente comienza a partir de los 30 años, es muy raro que se manifieste antes de los 40, a los 60 años, aproximadamente más del 50% de los hombres puede tenerla, mientras que entre los 70 y 80 años el 90% presenta alguno de estos síntomas:

 

- Goteo al final de la micción.

- Incapacidad para orinar (retención urinaria).

- Vaciado incompleto de la vejiga.

- Necesidad de orinar dos o más veces por la noche.

- Micción dolorosa u orina con sangre.

- Dificultad o demora para comenzar a orinar.

- Urgencia urinaria fuerte y repentina.

- Chorro de orina débil.

 

La elección del tratamiento se basa en la gravedad de los síntomas y afectación de la calidad de vida, las opciones de tratamiento incluyen “una espera con vigilancia cuidadosa”, cambios en el estilo de vida, medicamentos o cirugía. Si usted es mayor de 60 años, es más propenso a presentar síntomas, sin embargo algunos hombres con agrandamiento de próstata tienen solo síntomas leves. Generalmente, las medidas de cuidados personales son suficientes para sentirse mejor.

 

Si usted sufre de HPB, debe realizarse un examen anual para controlar el progreso de los síntomas y determinar si se necesitan cambios en el tratamiento.

- Prostatitis: inflamación de la próstata, generalmente causada por bacterias.

- Hiperplasia prostática benigna (HPB o agrandamiento de la próstata): un problema común en hombres adultos que causa goteo después de orinar o la necesidad de orinar con frecuencia, especialmente por la noche.

- Cáncer de próstata: un cáncer común que responde mejor al tratamiento cuando se detecta anticipadamente.

Los cálculos de las vías urinarias comienzan a formarse en el riñón, en el uréter o en la vejiga, según el lugar donde esté situado el cálculo, se denomina cálculo renal, cálculo ureteral o cálculo vesical. El proceso de formación del cálculo se llama urolitiasis, litiasis renal o nefrolitiasis. Cada año, alrededor de 1 de cada 1000 adultos en los Estados Unidos es hospitalizado a causa de cálculos en las vías urinarias.

 

Una persona que ha eliminado un cálculo de calcio por primera vez, la probabilidad de formación de otro es de aproximadamente del 15% dentro de un año, del 40% en 5 años y del 80% en 10 años.

 

Para evitar todo tipo de cálculos es recomendable beber grandes cantidades de líquidos 8 a 10 vasos de 300 ml al día.

La infección de orina es provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario. Las infecciones de las vías urinarias más habituales son las producidas por bacterias, aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos.

 

Los síntomas más comunes de la infección de orina son:

- Necesidad urgente y frecuente de orinar.

- Picazón o quemazón en la uretra al orinar.

- Enrojecimiento de la vulva y picor vaginal (en las mujeres).

- Dolor al orinar y en las relaciones sexuales.

- Color turbio, lechoso (espeso) o anormal de la orina.

- Aparición de sangre en la orina.

- Fiebre y escalofríos.

- Vómitos y náuseas.

- Dolor en el costado o espalda (indica infección en los riñones).

Son infecciones que se transmiten a través del contacto sexual, las ITS son de las infecciones más comunes en los Estados Unidos, cada año millones de personas padecen una ITS.

 

Existen diferentes tipos de ITS como:

- Infección por clamidia.

- Gonorrea.

- Virus del papiloma humano (VPH).

- VIH.

- Sífilis.

Existen diferentes tipos de cáncer que pueden aparecer en el sistema urinario:

 

- Cáncer de pene: poco frecuente en los países desarrollados, se considera una enfermedad asociada al virus del papiloma humano (VPH), malos hábitos de higiene y una baja condición socioeconómica.

- Cáncer de testículo: cáncer urológico más frecuente durante la adolescencia y tiene su mayor incidencia entre los 20 y los 40 años, aunque puede aparecer en cualquier etapa de la vida.

- Cáncer de próstata: Tumor maligno urológico más frecuente, se presenta especialmente después de los 50 años.

- Cáncer de vejiga: es una enfermedad relativamente frecuente que se relaciona con el hábito de fumar, su diagnóstico y tratamiento precoz son fundamentales en el pronóstico de la enfermedad.

- Cáncer de riñón: se encuentra en el tercer lugar de frecuencia entre los tumores malignos del aparato uro-genital, después de los de próstata y vejiga.

Al agrandamiento de la próstata generalmente se le llama hiperplasia prostática benigna (HPB), consiste en un crecimiento no maligno (no cancerígeno) en el tamaño de la próstata. La próstata al crecer puede provocar dificultad al orinar, esto sucede porque esta compresión impide el flujo de la orina desde la vejiga hacia el exterior.

 

Es una enfermedad muy común en los hombres, aunque generalmente comienza a partir de los 30 años, es muy raro que se manifieste antes de los 40, a los 60 años, aproximadamente más del 50% de los hombres puede tenerla, mientras que entre los 70 y 80 años el 90% presenta alguno de estos síntomas:

 

- Goteo al final de la micción.

- Incapacidad para orinar (retención urinaria).

- Vaciado incompleto de la vejiga.

- Necesidad de orinar dos o más veces por la noche.

- Micción dolorosa u orina con sangre.

- Dificultad o demora para comenzar a orinar.

- Urgencia urinaria fuerte y repentina.

- Chorro de orina débil.

 

La elección del tratamiento se basa en la gravedad de los síntomas y afectación de la calidad de vida, las opciones de tratamiento incluyen “una espera con vigilancia cuidadosa”, cambios en el estilo de vida, medicamentos o cirugía. Si usted es mayor de 60 años, es más propenso a presentar síntomas, sin embargo algunos hombres con agrandamiento de próstata tienen solo síntomas leves. Generalmente, las medidas de cuidados personales son suficientes para sentirse mejor.

 

Si usted sufre de HPB, debe realizarse un examen anual para controlar el progreso de los síntomas y determinar si se necesitan cambios en el tratamiento.

La incontinencia urinaria es cualquier pérdida involuntaria de orina.

 

Los 3 tipos principales de incontinencia urinaria son:

 

- Incontinencia urinaria de esfuerzo: ocurre durante ciertas actividades como toser, estornudar, reírse o hacer ejercicio.

 

- Incontinencia de urgencia: necesidad urgente y repentina de orinar. Usted no

tiene suficiente tiempo después de sentir la necesidad de orinar para llegar

hasta el baño antes de orinarse.

 

- La incontinencia mixta ocurre cuando usted presenta más de un tipo de

incontinencia urinaria.

Eyaculación Precóz y

disfunción eréctil (DE)

La disfunción eréctil (DE) es una disfunción sexual masculina común, es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria o bien la tendencia a tener únicamente erecciones breves.

La incidencia aumenta con la edad: alrededor del 5 por ciento de los hombres de 40 años de edad y entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años de edad experimentan DE.

 

Principales causas de Disfunción Eréctil

 

Factores físicos:

- Cualquier trastorno que cause una lesión en los nervios o que deteriore el flujo de sangre al pene.

- Daño a los nervios

- Daño a las arterias

- Daño a músculos lisos

- Daño a tejidos fibrosos

 

Factores por enfermedades:

- Diabetes

- Afecciones del riñón

- Alcoholismo crónico

- Esclerosis múltiple

- Arteriosclerosis

- Enfermedades neurológicas

 

Factores por efecto secundario de medicamento:

- Presión arterial

- Antihistamínicos

- Antidepresivos

- Tranquilizantes

- Supresores del apetitos

 

Factores emocionales:

- Estrés

- Ansiedad

- Culpa

- Depresión

- Baja autoestima

- Miedo a no funcionar bien en el coito

 

Otras causas posibles son el tabaquismo y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y el consumo excesivo de la marihuana.